martes, 9 de diciembre de 2014

Dos aspectos de mí

Filosofando y bajo auto-análisis he (re)descubierto dos aspectos interesante de mí...

1) El primero es que casi nunca revelo mis verdaderas intenciones u objetivos, pues siempre dejo ver el aspecto más práctico u obvio que es aquél que la gente "quiere ver" permitiendome acceder a aquello que realmente busco. Esto funciona en lo práctico/objetivo, así como en lo social/emocional.

2) Lo segundo es que mis motivaciones, gustos y preferencias se basan casi siempre en el sentimiento del odio. Ya sea que una situación, reacción o persona sea odiosa, este sentimiento de repudio genera un vínculo inquebrantable que luego puede mutar a sentimientos destructivos o positivos incluyendo a la amistad y el amor. Sea cual sea el caso, la primera conexión se basa en lo que me desagrada o molesta u odio.

Interesante, ¿huh? La pregunta es... ¿para qué contarlo? xd

No hay comentarios: